Tejer en “la dulce espera”


muñecos y gorros tejidos en ganchillo con amigurumi

Es muy agradable para mi acompañar a una futura mamá que decidió aprender a tejer ganchillo al quedarse embarazada. Es así como me contactó mi más reciente alumna de cursos de ganchillo y amigurumi, una mamá muy ilusionada que se proponía tejer un gorro para los primeros días de vida de su bebé que nacerá en invierno.

chica mostrando tejido en amigurumi

Es también grato percatarme de cuándo surge la curiosidad por aprender a tejer, usualmente antes de la llegada de un bebé. Observar que en el entorno de una familia es como si llegara la inspiración. Ver el porqué de esta dulce tradición de abuelas, tías, amigas y mujeres que sienten que deben ponerse “manos a la obra” para preparar los mejores regalos: mantitas, prendas de vestir, patucos o juguetes, mientras pasan los nueve meses de espera.

Chica tejiendo gorro y amigurumi
Estos objetos y prendas tejidas conllevan un valor especial, incluso en algunas familias se conservan con cuidado a través del tiempo con la etiqueta “hecho por la abuela”. Pero no solo la tradición cultural les otorga tanto valor, sino también porque tejer es una manera de dar la bienvenida al nuevo bebé con todo el amor, arropándolo bajo el cobijo de un material tan agradable como la lana, abrigándolo con una chaquetita, un gorrito o unos patucos, acariciándolo con prendas dotadas de ternura.

Partes del proceso de tejido de un amigurumi

Pero la actividad de tejer también tiene un sentido muy importante para la futura mamá, es una labor apacible que la ayuda en la relajación, tarea no muy fácil ante la inminente llegada de un bebé. Además el tejido tiene mucho que ver con la maternidad, no solo porque lo hemos aprendido de la tribu o comunidad de mujeres de la que procedemos y lo hemos asumido como tradición, sino también porque al ser tranquilizante y creativo, otorga la fortaleza y la satisfacción de hacer algo por ti mismo, todas herramientas indispensables para los futuros descubrimientos que traerá la maternidad.

Manta amigurumi y gorros tejidos en ganchillo

Para mi alumna de ganchillo, ha sido muy interesante el curso y su propio proceso de aprendizaje de la técnica, sobre todo porque como me comentó ella, pudo escoger los proyectos que quería tejer para su bebé y sentirse motivada. A parte durante las clases fueron surgiendo nuevas ideas, hasta querer alargar el curso para poder conseguir ver acabados todos los proyectos (pelotas, mantitas de apego, gorritos y sonajeros).

“Porque ser madre es lo mismo que tejer, creas vida, hilas y tomas los tejidos del espíritu desenredando nudos y traspasando obstáculos, entrelazando tus días con los de tus hijos y los del resto de la familia”.




Una clase de amigurumi en el parque del Clot (Reportaje fotográfico)

Carlota una estudiante de periodismo nos hizo un reportaje fotográfico, queria ver cómo es una clase de nuestro curso de ganchillo y amigurumi, quedamos en el parque del Clot de Barcelona. Ella estaba especialmente interesada por la creciente motivación que tiene las chicas jóvenes en aprender a tejer ganchillo y otras manualidades.

Chicas mirando patrones de amigurumi - migoteamigurumi.com

En la clase estaba enseñando a mi alumna Salomé como coser las partes de un amigurumi para tejer un cactus. Ella se inscribió en los cursos sin saber tejer ganchillo y comenzó desde cero, en este nivel ya pudo tejer un amigurmini completo.

Mirando amigurumis: gato, pinguino, cerdo, muñeca y pollito - migoteamigurumi.com

Aprender a tejer es una actividad que está resurgiendo por la necesidad que tenemos de reinventarnos, de crear con nuestras propias manos y fabricar variados productos, además de disfrutar de aprender algo nuevo, desmitificar el hecho de que tejer es una actividad que solo la hacen las abuelas, porque vale la pena disfrutarla.

Curso de ganchillo: cosiendo las partes del amigurumi

Nos contaba Carlota:
“Desde bien pequeñitos hemos visto a nuestras abuelas con dos –o una- agujas en la mano e ir moviéndolas mientras veían la televisión o escuchaban la radio. Hasta que no fuimos más grandes no comprendimos que de ese movimiento, a veces embelesador, eran capaces de crear una pieza de ropa, una manta o cualquier otra cosa útil. Hoy en día, nuestras abuelas siguen cosiendo, pero los nietos también lo hacen; y cada vez a una edad más temprana. Tejer ha dejado de ser aquello que hace nuestra abuela para convertirse en algo productivo que nos puede proporcionar una bufanda, un gorro e incluso un jersey. Cada vez hay más tiendas, gestionadas por jóvenes, que ofrecen cursos de crochet, patchwork, costura y muchas otras modalidades. La idea es fotografiar a estos jóvenes mientras realizan los cursos, para obtener una visión más cercana de porqué el tejer se está convirtiendo en moda”.

Alumna del curso de ganchillo y amigurumi mostrando sus tejidos

Hoy es el día de la madre

Para celebrarlo hoy y cada día quiero presentarles mis primeras familias amigurumi con todos sus integrantes…

Familia tejida en ganchillo con amigurumi

Familia tejida en ganchillo con amigurumi - Cursos amigurumi barcelona

Agradecer a todas las mujeres y madres que construyen una familia o que hacen parte de ella, que pese a las dificultades personales y profesionales lo dan todo por sus hijos, familiares, compañeros, hermanos, sobrinos, padres, amigos y mascotas, ofreciendo apoyo incondicional, cobijo y fuerza con todo su corazón.

Familia tejida en ganchillo con amigurumi - Cursos amigurumi barcelona

Familia tejida en ganchillo con amigurumi - Cursos amigurumi barcelona

Porque las queremos y las necesitamos.

¡Felicidades Mamis!

Mi mamá me lo teje todo


Viendo este vídeo pensamos en nuestras mamás, que son capaces de tejerlo todo por nosotros. ¡Gracias mamás!

Familias en Amigurumi

Este mes me hicieron algunos encargos interesantes que me plantean nuevos y divertidos retos en el arte del ganchillo y especialmente del amigurumi. Se trata de tejer familias completas sin olvidarme de sus cariñosos integrantes de 4 patas.

Mi primer encargo son esta parejita María y Max, a ella la conozco desde que era una preciosa bebé, tuve la suerte de cuidarla hasta que cumplió sus tres añitos, todavía seguimos siendo muy buenas amigas y no pasa ningún cumpleaños sin que nos encontremos. Pero como el tiempo pasa muy rápido, María ya cumplido sus 12 años y me pidió un regalo muy especial de cumpleaños, tejerla con su complemento de vestir favorito (unas botas negras) y a Max el perro de su tía, un juguetón labrador negro.

chica tejida en amigurumi con su perro - Migote Barcelona

En otras ocasiones ya me propuse tejer perros, estos importante miembros de la familia de dos adoradas amigas, la perrita “Parche” y al perrito “Magic”. Siempre con la idea de hacerles un significativo regalo y llegar a su corazón.

Perros tejidos en amigurumi - Migote Barcelona

Mi siguiente encargo es aún más divertido, esta vez debo crear un par de familias con todos sus integrantes (incluyendo por supuesto a sus hiperactivas mascotas).

Les comparto algunas fotos de las primeras creaciones de estas familias numerosas:
Familia tejida en amigurumi - Migote Barcelona


Estoy muy contenta con el resultado, mientras doy forma a sus rasgos, siento la energía que se desprende de cada persona. Es un proceso muy divertido pensar en cómo representar a cada uno, sin conocerlo, hacer su vestuario e intentar aportarle sus características personales. Por suerte no es tan complicado contando con las lanas y su calurosa textura, un material con el que se hace fácil representar a la perfección esa sensación de calor, hogar y familia que siempre llevamos tan arraigada en nuestras vidas.

Gracias a las personas que me contactaron con la idea de crear amigurumis de sus familias, estoy planteándome un nuevo curso para mis talleres de ganchillo y amigurumi en Barcelona, enfocado en la caracterización de personajes y mascotas.

Sigo tejiendo sin parar para terminar con este nuevo reto, ya les enseñaré el resultado final.

Feliz ´Día de San Valentín



En Migote Amigurumi estamos desbordados de amor por San Valentín, nuestros corazones hacen un Bum, Bum incesante. Por ello hemos queridos grabar este par de enamorados que buscaban la ocasión ideal para decirse "cuanto se aman".